Desde BRTnews, hemos tenido el placer de entrevistar a Isabel Albar y María Ruíz del Árbol, especialistas con más de 25 años de experiencia en la rehabilitación y perfeccionamiento de la voz, el lenguaje y el habla. A través de EduVoz, ofrecen cursos de formación sobre técnicas de voz y comunicación para delegaciones de televisión y radio, universidades y colegios, entre otros.

Como profesionales especializadas en la formación sobre técnicas de voz y comunicación ¿Cuáles son las señales más claras para saber si realmente se está conectado con el público?

La señal más clara es percibir que el público desconecta. Una intervención ante un auditorio, aunque hable una sola persona, no debe considerarse  un monólogo sino un diálogo con el público, por lo tanto es necesario estar siempre pendiente de su actitud para saber reaccionar cuando sea necesario.

¿Qué errores consideráis que son los más comunes a la hora de dar una ponencia o hablar frente a los medios de comunicación por parte de altos directivos?

Al hablar en público y mucho más ante los medios de comunicación hay que tener muy claro el objetivo que se persigue en ese momento y saber colocar el mensaje de forma concreta y precisa. Quizás, el error más común que cometen determinados directivos es dar más importancia al contenido del mensaje que a la forma de emitirlo.

¿Creéis que realizar gestos con las manos o cabeza para enfatizar, complementa el discurso?

El lenguaje no verbal tiene más fuerza que el lenguaje oral. Los gestos pueden ratificar el mensaje  pero también confundirlo o desmentirlo. El movimiento de manos y de cabeza en la comunicación en público tiene que ser suave y armonioso pero no se debe generalizar. En Eduvoz preferimos trabajar personalmente con nuestros alumnos para potenciar el lenguaje no verbal positivo y corregir el negativo.

En relación a la pregunta anterior, ¿consideráis que en algunos casos puede dificultar la comunicación? ¿Cómo cuales?

Desde el punto de vista del lenguaje no verbal, en líneas generales de deben evitar los movimientos amplios y repetitivos: mover excesivamente las manos, balancearse, elevar excesivamente la babilla… Y en relación con la voz y el habla: decir muletillas del tipo “mmm” “eee” “bueno”, hablar muy rápido o excesivamente lento, que se caigan los finales de las frases, no hacer inflexiones con la voz… son errores que dificultan la comunicación.

¿Pensáis que hoy en día, en el mundo de la comunicación, altos cargos deberían aprender nuevas técnicas cada cierto tiempo de comunicación no verbal y de técnicas de voz?

¡Por supuesto! No debemos olvidar que el impacto del mensaje en la comunicación en público está determinado por los siguientes porcentajes:

Captura