Vector de Abstracto creado por starline

¿Tienes entre manos un roadshow para promocionar una iniciativa? ¿Te inquieta la cobertura que puedas tener en medios de comunicación? Este tipo de campañas tiene un buen número de singularidades que marcarán un mayor o menor éxito en esta parcela. Estas son unas claves que pueden ayudar.

BBDD: Segmentar por paradas. Es clave un trabajo previo de elaboración de una base de datos para cada parada del tour. Es fundamental dedicar tiempo a contactar por teléfono a las redacciones ante la desactualización de contactos antiguos o cambios de personal en los medios. Hay que construir una BBDD de cabeceras generalistas y especializadas en la temática del roadshow (tecnología, gastronomía, deportes…).

Analizar el calendario: Buscar un equilibrio entre fechas óptimas para impulsar la asistencia de visitantes y la cobertura de los medios con el fin de evitar momentos que resten. Por ejemplo, escoger la llegada a una ciudad en una festividad local puede aumentar visitantes pero puede restar la atención mediática de una prensa volcada en cubrir ese acontecimiento.

Elección lanzamiento de la campaña: No siempre una ciudad de gran envergadura puede ser la mejor opción. Se puede hacer mucho más ‘ruido’ escogiendo minuciosamente una capital de provincia donde tu sector sea fuerte y que la competencia con la actualidad no sea frenética.

Trabajo de anticipación a la llegada: Si el roadshow está condensado en una ruta rápida permaneciendo poco tiempo en cada ciudad, anticiparte será clave de éxito. No esperes a contactar en un timing convencional, el tiempo es oro.

Contenido adaptado por región y a más de una tipología de medio: ‘Regionalizar’ tu contenido será la mejor manera de entrar en las redacciones de cada ciudad. El mensaje no puede ser el mismo, siempre debe tener un matiz local que capte el interés del medio. Planifica cada parada con un buen número de datos del sector de tu campaña. Y personaliza según te dirijas a un portal de información social o, por ejemplo, a una agencia de noticias.

Flexibilidad y adaptación a los medios locales: Sobre el papel, convocar una rueda de prensa en cada parada puede ser una necesidad. Sin embargo, si se quiere fomentar la cobertura in situ de los medios es más efectivo darles la libertad de acudir cuando encuentren un hueco en su agenda. Plenos de ayuntamiento, asambleas, actos con asistencia de autoridades… siempre habrá prioridades y no hay que olvidar la frecuente limitación de recursos en las redacciones.

El balance final, una oportunidad: El roadshow llega a su fin y toca hacer balance. La última oportunidad de obtener impacto viene de la mano de un análisis global: número de visitantes, número de kilómetros y ciudades recorridas… Las cifras serán las mejores aliadas como gancho para encontrar un hueco en las principales cabeceras.