El Barça Innovation Hub (BIHUB) y la Organización Mundial del Turismo (OMT) presentaron el pasado jueves en Barcelona, en el marco del ‘Sports Technology Symposium’, una pionera competición a nivel mundial entre start-ups de turismo deportivo. La iniciativa se ha diseñado con el objetivo de identificar proyectos innovadores que tengan potencial para transformar el sector del turismo deportivo en un futuro cercano. El Fútbol Club Barcelona, a través de su plataforma de investigación, desarrollo, formación e innovación -BIHUB-, une esfuerzos con la OMT, organismo especializado de las Naciones Unidas, para desarrollar esta colaboración entre ambas instituciones.

El segmento del turismo deportivo se posiciona como uno de los más capacitados para la innovación gracias a su constante crecimiento propiciado por la influencia del deporte a la hora de elegir destino y el incremento de la demanda turística. El turismo deportivo en España alcanzó su récord en 2017 en lo que respecta a generación de negocio: movió en nuestro país 13.800 millones de euros a lo largo del pasado año. Los viajes de turistas españoles y extranjeros alcanzaron esta cifra histórica a través de 10.645.774 personas, según datos de la Estadística de Gasto Turístico (Egatur) y del Instituto Nacional de Estadística (INE), reflejados en un reportaje del portal Palco23.

Las empresas emergentes que aspiren a ganar este concurso deben presentar ideas disruptivas centradas en la resolución responsable de necesidades reales y la falta de conocimientos del sector creciente del turismo deportivo. De todas las candidaturas recibidas, solo cinco serán las que preseleccione un grupo de expertos internacionales y entidades implicadas en el deporte y el turismo, procedentes de los sectores público y privado, el ámbito académico y la sociedad civil.

Este quinteto de finalistas acudirá al Mobile World Congress de Barcelona -que en 2019 se celebrará del 25 al 28 de febrero- para presentar sus ideas ante un ‘jurado’ compuesto por expertos en deporte, representantes gubernamentales, empresas líderes del turismo e inversores internacionales.

La empresa que salga del próximo MWC como ganadora tendrá la oportunidad de potenciar su desarrollo a través del diseño de un proyecto piloto con el FC Barcelona y su puesta en funcionamiento con el apoyo del club catalán. Asimismo, tendrá a su disposición un programa personalizado de mentoring y la participación en las colaboraciones que nazcan dentro de la plataforma Barça Innovation Hub.

En las próximas fechas se conocerán más detalles pero, como adelanto, ya se han desvelado algunas pautas para los participantes. Estas indicaciones van desde alinearse con los objetivos de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas, pasando por la disrupción en el uso de tecnologías digitales y la presentación del deporte como producto turístico inclusivo. También deben tenerse siempre en cuenta el mercado y la experiencia del usuario en todas las etapas de un viaje.

¿Qué ofrecen hoy las start-ups de turismo deportivo?

Vamos con dos ejemplos españoles: SportsAdvisor y EnjoySea.com. El primero, una app, es una comunidad donde deportistas y organizadores de competiciones deportivas comparten información ayudando a la toma de decisiones del interesado en viajar y participar en pruebas de running, triatlón, ciclismo o trail. Se incluyen también opiniones de usuarios que ya han vivido la experiencia de los distintos eventos. Además, se facilita la planificación del viaje ofreciendo un buscador de hoteles, vuelos o alquiler de coches.

El segundo es un portal web que en, en palabras de sus fundadores, busca convertirse en el Booking del ocio náutico en el mercado online. Los clientes pueden reservar sus actividades y experiencias con empresas verificadas, revisando comentarios de otros usuarios y con garantía, ya sean kayaks, motos de agua, buceo, surf, paddleboard o alquiler de barcos. Las empresas pueden darse de alta en el buscador sin coste alguno y la web solo cobra un 10% de comisión por actividad reservada, una ventaja que les diferencia de la competencia.

Ya veníamos contando la reciente creación de una competición entre empresas emergentes para convertir el estadio de Anoeta en ‘Smart Stadium’. Estos concursos siguen surgiendo y permiten que el emprendimiento goce de oportunidades. ¿Son las start-ups capaces de superarse una y otra vez para romper con lo establecido? Así debe pensar la propia Organización Mundial del Turismo, que con la competición de turismo deportivo suma tres proyectos de estas características en 2018. Anteriormente han visto la luz una iniciativa de turismo gastronómico a nivel mundial junto al Basque Culinary Center (BCC) y otra, en colaboración con Globalia, que busca las mejores ideas para liderar el proceso de transformación del sector turístico.

Foto crédito: Álex Caparrós-FCB

José Vicente Alzola León

Account Director BRTnews