Los millennials o generación Y, la generación que ha atravesado el milenio y ha marcado el comienzo de los nativos digitales. Dependiendo de la fuente que consultemos puede abarcar más o menos años, pero todos coinciden en aquellos que han nacido a mediados de los años 80’ hasta mediados de los 90’.

Últimamente hay miles de artículos, estudios y opiniones acerca de esta generación que ha marcado el inicio de los nativos digitales. Es decir, aquellos que tienen la tecnología como una extensión de ellos mismos. Manejan ordenadores prácticamente desde que tienen uso de conciencia y se adaptan rápidamente a todos los cambios tecnológicos. Han vivido los comienzos de Internet a nivel usuario y las redes sociales forman parte de sus vidas desde el primer momento. Esto ha generado que la publicidad, la comunicación y el marketing se hayan centrado en ellos y hayan tenido que cambiar sus modelos para acoplarse a su modelo de vida.

Los bloggers, youtubers, influencers nacen principalmente por esta generación, debido a los valores comunes que tienen: la sobreinformación, el valor que le dan a calidad del dato, buscando por numerosas fuentes, el acceso a dicha información, etc. Buscan realidad tanto en la comunicación como en la publicidad, por eso ganan pesos los influencers con ellos. Quieren que las marcas no les engañen y prefieren la opinión de alguien de su entorno o no de a pié como puede ser una bloguera.

Por ello, las empresas han incrementado su cuota en este nuevo “modelo de publicidad” y ha bajado su inversión en los formatos tradicionales (prensa, radio y televisión).

En grandes términos podemos establecer tres claves que nos ayudarán a entender  el  nuevo modelo de comunicación que han instaurando esta ya famosa generación y que debemos tener en cuenta para seguir llegando a ellos.

  1. Internet: Les genera un acceso a diferentes fuentes de información y pueden contrastar opiniones para evitar el engaño.
  2. Redes sociales: Consumen un alto índice de contenido a través de éstas y es allí donde interactúan, cuentan sus vidas, preguntan y se enteran de todo lo que les rodea, lo que hace que sea una gran fuente de información para las empresas que pueden ver fácilmente las tendencias y sus valores.
  3. Contenido: Es una generación a la que le gusta opinar y gracias a las herramientas que encuentran por Internet pueden generar contenido propio, desde plasmar su opinión de un restaurante que han probado, a un comentario sobre un producto que han comprado en Amazon. Les gusta ayudar a los demás y evitar que otros comentan sus errores o gasten dinero en algo que, para ellos, “no vale la pena”