El VPE es una de las prácticas que actualmente preocupan más al sector. En los últimos años, el papel ha ido perdiendo fuerza a favor de los impactos online. Sin embargo, el VPE de éstos es mucho menor que el impreso.

¿Esto qué supone para la sociedad?

Desde cualquier agencia de comunicación, la forma de justificar el trabajo siempre ha sido por el VPE, pero teniendo en cuenta el aumento de los impactos online en detrimento de los offline, éste se ha visto reducido.

Esta cuestión es difícil de explicar a la mayor parte de los clientes, ya que muchos de ellos solamente entienden de números para la justificación del trabajo, parece que términos como imagen de marca, tono del mensaje o relevancia quedan fuera de toda posible justificación.

Desde el campo de la comunicación, esta métrica se ha quedado corta ya que conlleva una serie de deficiencias que afectan directamente a nuestro trabajo como comparar la comunicación con la publicidad, tener en cuenta la cantidad de espacio de la noticia pero no la calidad y no considerar la tonalidad de la misma.

En base a esto, la ADECEC (Asociación de Empresas Consultoras en Relaciones Públicas y Comunicación) presentó hace un año una guía para erradicar el VPE en favor de otro tipo de métricas. Este estudio se basaba en que actualmente ya no vale con conocer la cuantificación económica, sino que la imagen, el tono o el engagement son términos a tener en cuenta que, además, se desarrollan con el trabajo de las agencias.

A todo esto, hay que añadir la evolución de las redes sociales y el que cada vez se tienen más en cuenta en el trabajo. Influencer, follower o youtuber ya son palabras del día a día en el trabajo de una agencia. Sin embargo, el problema offline se traslada al online, pues se puede medir el alcance de las campañas publicitarias pero seguimos teniendo problemas a la hora de poner en valor nuestro trabajo online.

Todo gira alrededor de monetizar elementos intangibles. ¿Cómo se puede monetizar lo contentos que están los followers con la marca? ¿Cómo se puede monetizar que el medio te publique una página entera hablando positivamente de tu marca?

Entonces, ¿cómo cambiamos la mentalidad del cliente? Una cuestión en la que, sin duda, nos queda mucho por hacer.