Hace poco más de 3 años el Real Betis Balompié era un equipo de segunda división. ¿Qué ha pasado en estas tres temporadas para que los verdiblancos se conviertan en un referente de creatividad y buen hacer en comunicación digital? Muchas cosas…

Los de Sevilla han sabido entender a su público en redes sociales mejor que nadie. Cada publicación, vídeo o referencia tiene en mente enganchar con un público joven y activo en el entorno digital. No hay mejor prueba de ello que el vídeo con el que presentaron a Sergio Canales hace tan solo unas semanas:

El trabajo duro y la constancia en sus perfiles fue un primer paso, pero el cachondeo y la actitud canalla que mantienen desde hace meses en sus cuentas oficiales ha enganchado con usuarios de todo nuestro país. El Betis no habrá ganado la Champions League este año, pero se ha metido en el bolsillo a miles de seguidores de toda la geografía. La actitud que desprenden sus mensajes (y la inconfundible guasa de Joaquín) no han dejado indiferente a nadie.

Y es que, para los de Setién no todo es tener la posesión. Otro rasgo fundamental en la comunicación del Betis es mantener ese pique sano con el Sevilla, el derbi de referencia del sur de España. ¿Qué sería de un equipo sin el otro?

betis1

Por todo esto, y mucho más, el Betis está muy cerca de los 600.000 seguidores en Twitter, ronda los 400.000 en Instagram y cuenta con más de 160.000 suscriptores en Youtube.

Para esta temporada, además de la buena mano del equipo de social media verdiblanco y el cachondeo de Joaquín, los béticos contarán en sus filas con el japonés Inui. Agárrense porque vienen curvas.

https://www.instagram.com/p/BlqdDugFjO5/